3

Viaje a Hassi R’Mel – Argelia

Posted by benipla on 20 julio 2011 in BeNi, General |

¿Qué mejor momento para retomar un blog que un viaje de vuelta a países fresquitos en pleno mes de Julio? Pues allá vamos.

Resulta que de todos los proyectos habidos y por haber del departamento, el más “bonico” de todos ha sido objeto de una más que dudosa e imparcial rifa, siendo un servidor el agraciado con la ejecución de dicho proyecto, con su viaje correspondiente incluido claro. Se trata ni más ni menos de (para que lo entienda todo el mundo), montar las comunicaciones y los ordenadores de una planta solar en Hassi R’Mel, que ¿a dónde está eso metío? eso mismo pensé yo, afortunadamente hoy en día tenemos a san google que con sus mapas nos saca de este tipo de dudas. Os dejo un mapa donde el punto rojo soy yo (la ciudad, vamos, la planta está a unos 20 kms). Click en la foto para agrandar.

Lo que más me llama la atención, es la leyenda, abajo a la izquierda, podéis ver cuánto son 100 kms, sí, estoy rodeado por kilómetros y kilómetros de arena, en pleno Julio, qué bien ¿eh?

Pues nada, después de llorar un poquito habrá que contar el viaje ¿no?

Realmente lo más aburrido de los desplazamientos es cuando tienes que hacerlos solo, no tienes con quién hablar, con quién emplear tus chistes tontos y esas cosas. Aún puede ser peor, y pueden enviarte con un sieso! Pero en este caso me acompaña el compañero Bugati (nombre de guerra), que no es sino un jovenzuelo con peinado de corte militar, y muy trabajador, tanto que ha pedido el alta voluntaria para poder venir, tras doblarse el tobillo y hacerse un esguince del tendón de aquiles que iba a tenerle 15 días como Ramón Sampedro, ¡pinchándose heparina y todo oiga!

Esto tiene una serie de ventajas claramente:

–  El principal está claro, tienes alguien que te ayuda en los marrones del trabajo, y dos personas sacan adelante mucho más curro que uno solo.

– En una zona amenazada por los talibanes, siempre es un seguro de vida viajar con alguien recuperándose de un esguince de tobillo, y huir de un ataque armado al grito de “¡¡¡Maricón el último!!!”.

Esta depurada técnica en caso de ataque terrorista, es la equivalente en el escenario discotequero de, intentar ligar con la chavala borracha. Técnica conocida como “El ataque a la gacela que cojea”.

– Otra ventaja es que tienes alguien con quién conversar, aunque con Bugati hay que tener cierto cuidado, tienes que estar alerta, ya que su especialidad son los “premios”. Hago por ejemplo transcripciones de conversaciones con el:

* (me levanto de mi sitio).

* Bugati: “¿A dónde vas?”

* Beni: Al baño.

* Bugati: “Pues llévate esta”.

 o…

(sin venir a cuento)

*Bugati: ¿Vas a ir al curso?

* Beni: ….. ¿Qué curso?

* Bugati: El de cogérmela a pulso.

 

Lindezas de ese tipo son las que acechan en cualquier conversación del día a día. Lo peor es que se pega, y tu estado de alerta se acentúa tanto que, al igual que ocurría en el juego Monkey Island, terminas por aprender las frases estrella de tus contrincantes, y terminas usándolas sin querer con tus conocidos y amigos. Solo espero no meterme en ninguna reunión con el jefe de la planta y soltarle algo como…

* ¿Vas a ir a la cena?

* ¿Que cena?

* ¡¡¡La de mi p…. rellena!!!

Todo un peligro sin duda.

 Bueno, siguiendo con el viaje, la ruta seguida fue Sevilla – Madrid en AVE, tranquilamente a las 6:45, buena hora, un avión Madrid – Argel a las 11:40, hacer noche en Argel, y ya el Martes por la mañana, tomar el vuelo local, también llamado bus aéreo, a la planta en cuestión.

Ya montados en el AVE con el equipaje y todo lo demás, nos dio por consultar en la Blackberry qué tiempo haría en la planta, por aquello de saber lo que nos esperaba. Yo por si acaso, heredado de una madre previsora, iba equipado con un chalequito fino de punto “por si refresca por la noche”. Le hice una foto a la pantalla con las máximas y mínimas:

Como podéis imaginar, con 30 de mínima en el desierto, el chalequito lo uso para meterle más “chicha” a la almohada…

Tras llegar a Madrid, cogimos un taxi hasta Barajas, donde el avión salió con una hora de retraso, debido al combo: Iberia + Barajas + verano (no falla), y llegamos a Argel.

Y como en el cuento de las mil y una noches… esta historia será continuada en el siguiente post, ya que aparte de trabajar algo, tampoco se trata de escribir una novela ¿verdad? Que empieza uno escribiendo sus anécdotas en los viajes, y termina como Ken Follett.

La mano a los niños y besos a las niñas (aunque aquí lo hacen al revés, los muy gayer).

3 Comments

  • Sobrati dice:

    Veo q tu “blog” sigue altamente actualizado, q son 3 años? weno, po mucha de Emasesa pa no secarte y a la welta granga.

  • Sobrati dice:

    “Comentario pendiente de moderación”, la palabra moderación en tu “blog” no está carente de ironía…

  • benipla dice:

    Tuve que hacerlo Sobrati3st, se me colaban comentarios de chinos intentando venderme viagra y alargadores de no se qué.

    Además posteaban comentarios con código que borraban los últimos posts publicados, de ahí la sequía de 2 años sin escribir.

    Ahora va mucho mejor, aunque te cuelas tu, pero porque yo quiero 😉

Deja un comentario

Copyright © 2006-2017 Beni Pla All rights reserved.
This site is using the Desk Mess Mirrored theme, v2.5, from BuyNowShop.com.